De Choshuenco a Panguipulli en el vapor Enco

Después que nuestro recordado padre se desempeñase varios años como cónsul en Neuquén, los Gumucio nos volvimos a Chile a inicios del año 52, en un viaje que duró varios dias.  La primera etapa fue hasta hasta San Martin de los Andes, desde donde seguimos al dia siguiente atravesando en lancha el extenso lago Lácar y luego el Nontué, hasta llegar a Huahúm. De ahi seguimos en vehículo, recuerdo que con lluvia copiosa, hasta la frontera y de ahi hasta Pirihueico, donde fue la 2a. alojada.

Hotel PirihueicoEsa tarde recorrimos con la M.Gabriela los pasillos desiertos de un enorme edificio abandonado, o al menos enorme nos pareció. Era un antiguo hotel del que ahora ya quedan sólo las ruinas.

Al dia siguiente nos subimos a otra pequeña lancha (nada que ver con el moderno ferry que hay ahora) para la travesia del lago Pirihueico que duró como dos horas hasta llegar a Puerto Fuy (1). A Choshuenco llegamos al mediodia, a embarcamos en lo que a mi me pareció – a mis 7 años y después de haber navegado tan solo en pequeñas lanchas con un bullicioso motor al medio – el más soberbio paquebote imaginable, a saber el gran vapor Enco.

*

—————————————————————————————–

El Enco fue construido en astilleros de Bremen, en 1907, y prestó servicios primero en el lago Riñihue. Luego fue trasladado por el rio Cruces hasta el lago Panquipulli, donde fue por muchos años vital via de comunicación, con capacidad para 250 pasajeros repartidos en 1a., 2a. y 3a. clase.

Varios fueron los capitanes que estuvieron al mando del “Enco”, entre ellos Amado Buchett Navarrete (2) y Juan Maldonado, quien murió ahogado luego de entrar a separar una pelea en cubierta. Ese hecho trágico debe haber ocurrido poco antes porque recuerdo que recorriendo el barco, algo que hice claro está en cuanto subimos a bordo, al llegar a la puerta del bar comedor me encontré con un letrero “Lugar de crimen, cerrado por investigación en curso”. Eso me impresionó bastante, no entendia cómo algo asi tan malo podia pasar en una nave tan maravillosa.
——————————————
(1) Todos esos nombres de diversas localidades es todavia como si los estuviera escuchando de boca del papá y la mamá
(2) Agradecemos al Sr.Buchett, hijo del capitán, haber aclarado (16/5 2015) su nombre completo y correcto.
——————————————
Pronto zarpamos y luego de detenernos en varios apostaderos para tomar más pasajeros, el vapor nos depositó al caer la tarde en el muelle de Panguipulli, donde fue la tercera y última alojada del viaje.

Instalados en el hotel me puse a leer una revista que encontré por ahí donde se mencionaba al “principe Juan Carlos”; yo creí que se referían a mi humilde persona y me dormí convencido que era un verdadero príncipe que viajaba de incógnito. Poco me duró la ilusión ya que al dia siguiente en el andén de la estación no vi ninguna señal de que me trataran como a alguien de abolengo real y llegue a la conclusión de que no había entendido del todo bien el artículo. Para la parte final del viaje llegamos a un aeródromo, quizás dónde, y nos fuimos a Santiago en avión, lo que me hizo olvidar mi retorno a la condición de plebeyo.

*********

Hoy los restos del Enco descansan tristemente a orillas del lago cerca de Choshuenco, y existe el proyecto de restaurarlo y convertirlo en museo

Imagen

Lástima que eso se les ocurre recién ahora,  después que la característica desidia de nuestros paises para con el patrimonio histórico y cultural permitiera el total deterioro de la nave.
Aqui se aprecia las mucho mejores condiciones en que se conservaba hace no tantos años

Este cortometraje que encontré me interpreta plenamente, 60 años después en cierto sentido todavia soy ese Tito a bordo del Enco / JCG

15 comentarios en “De Choshuenco a Panguipulli en el vapor Enco

  1. Si lo transforman en museo habria que preparar una placa que recuerde nuestra navegacion, asi como uno ve “aqui durmio Napoleon” en casas de media Europa. MGG

  2. Esta nota me llega muy personalmente. Mi esposa pertenece a una antigua famlia de Choshuenco y de hecho al nacer ella y sus hermanas, mi suera debió viajar desde Choshuenco a Panguipulli en el Enco, una semana antes por cierto. También mi sposa tuvo la oportunidad de viajar en éste vapor y siempre mi suegra nos cuenta la historia de como viajaba y las distintas paradas en Paillahuinte y otros donde recogía gente, o como algunas personas lo alcanzaban en medio del lago en bote y abordaban para así poder viajar. Era un acontecimiento además cuando llegaba el barco y la gente esperaba las novedades que traía.
    Otro tanto es la historia de como fue traído el barco al lago a través del río Cruces desde Valdivia, travesía que duró aproximadamente 6 meses.
    Siempre mi suegra, Abuela de mis hijos les cuenta éstas y otras tantas historias, su primera, segunda y tercera clase, etc.
    Ojalá ésta hermosa parte de nuestra historia reciente sea rescatada como se merece, ya que constituye un patrimonio invaluable y un atractivo turístico para quienes mediante pequeños emprendimientos, pretendemos rescatar las bellezas de la zona sin perdere por cierto el sello familiar que le da un carácter único.
    Por otro lado, Choshuenco constituye puesta de entrada para el camino internacional por la ruta de los siete lagos, Huilo Huilo, Neltume y su historia ligada al golpe militar, Puerto Fuy y la Barcaza hacia San Martín de los Andes.
    Nuestra familia aún está en la zona, y seguiremos en ella ya que pocos son los lugares con tantas bellezas a distancias de sólo minutos.
    saludos.

  3. – Fueron los años de explotación de las riquezas madereras del interior del Lago Panguipulli-
    – Fueron aquellas décadas en que las familias dueñas de los fundos vivían como reyes mientras las arcas se las llenaban las maderas de las cordilleras .
    – Fueron los años en que miles de familias fueron felices viviendo en los fundos del interior, porque tenían su mundo en las tierras que trabajaban.
    – Hasta que ,” quienes debían salvaguardar los intereses de la Patria” , se la tomaron, se adueñaron de Chile, se lo repartieron, y los obreros ya eran molestia en los fundos, se robaron sus indemnizaciones, les regalaron las viejas casas en que vivían y con tiempo límite, los obligaron a irse de sus tierras.
    – Así nació la historia de un Panguipulli glorioso, mancillado por los dueños de la plata en Chile…….no hay vida en los fundos ….no quedan los nobles obreros de esos fundos…..desaparecidos los barcos…..gobiernos obligados a salvaguardar los intereses del los intocables dueños de la Pachamama Andina….¿quien hará algo por el viejo Enco y sus congéneres perdidos en los bordes lacustres…?

  4. …………………………………………..¿Como poder contactar a alguien que viva cerca del vapor ENCO o que lo visite de vez en cuando? Deseo saber de más información

  5. Encuentro terrible que un pais como el nuestro, que crecemos y vamos por el desarrollo ,( no puedan ) las mal llamadas autoridades, invertir o hacer que parte de nuestra historia se congele.
    Es inutil pensar que no ven el valor agregado que se le puede dar a los niños de la cultura de su zona. El Enco tiene un valor incalculable.
    Pero lamentablemente nunca hay recursos .

  6. Lamentablemente es así Hernée, no se destinan recursos para la conservación del patrimonio histórico y cultural. Lo mismo ocurre con los restos de los fuertes coloniales, las iglesias de Chiloé (UNESCO Patrimonio Mundial), casas patrimoniales. etc. etc. Folletos, posters, páginas WEB, eso sí, pero el dinero para recuperación y conservación brilla por su ausencia. / JCG

  7. EL NOMBRE DEL CAPITÁN ERA AMADO BUCHETT NAVARRETE, QUIEN ERA MI PADRE AL QUE NO CONOCÍ MUY BIEN YA QUE AL MOMENTO SE SU MUERTE YO SOLO TENIA MAS MENOS 4 AÑOS DE EDAD.
    FELICITO A LA PERSONA QUE ESCRIBIÓ ESTA HISTORIA, ES LINDO RECONOCER A AQUELLOS HOMBRES QUE EN ESOS AÑOS APORTARON A LA COMUNICACIÓN ENTRE LOS PUEBLOS.

  8. Una aclaración, el vapor Enco no pudo ser trasladado por el rio Cruces, ya que tal rio no llega ni pasa por Panguipulli . El vapor Enco llegó primero al Lago Riñihue y después fue llevado por tierra y en tramos por el rio Enco hasta llegar a la zona de Chan Chan para navegar en el lago Panguipulli

  9. Lo que dice Karin es cierto, mi tío Amado hijo del capitán Juan Amado Buchett Navarrete cuenta que fue así pues mi abuelo fue uno a los que se le pidió que trajera la nave. Se lo instruyó como mecánico del vapor por los dueños de aquellos años del fundo Puñir que la compraron para trasladar en un comienzo madera y empleados, fue toda una hazaña cruzar los bosques con esa enorme máquina, el tío dice que lo trasladaron por partes y luego armado.

  10. Tantas historias lindas, tantos recuerdos para la gente de esa zona. Un barco que marcó una época y prestó un servicio incalculable a personas de esos lugares. Hoy esa joya agoniza en la playa de Choshuenco y lo que es peor, la gente se lleva trozos como recuerdo. Lo visité en enero 2016 y volvi hoy 20 de Octubre 2016 y ya le faltaban más piezas.Porqué mejor juntar fondos para ponerlo en un lugar priviligiado de Choshuenco sobre un gran pedestal de concreto, repararlo como era y ponerlo en exhibición para los turistas y personas que lo conocieron como era en su época de gloria? Digo esto porque habria que hacerlo con fondos privados ya que al Estado no le interesa conservar nada de la historia de este país. Creo que hasta el señor Leonardo Farkas cooperaria. Ponerlo de la misma forma como se instaló la réplica del Santiaguillo en Valparaíso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s