Alerta de plumpudding

Llegan de pronto a esta redacción inquietantes noticias de que la receta del plumpudding sigue circulando entre miembros de la familia. Quienes pensaban que – en esta era post Castellon Perry – eso ya era una etapa superada han pues de recapacitar. En concreto la Carmen le mandó receta a la M. Gabriela quien tiene anunciado ese temible budín para Nochebuena. Estarán con ella Filippo, Francesca y niños, habrá que advertirles con tiempo, para que no los agarre de sorpresa.

plumpudding

Para que estén preparados adelantamos aqui una receta:

Christmas Pudding {para una Navidad con (otro) estilo}   Tiempo de Prep (esperas incl.) 10 hrs Tiempo de Cocción 1 hr Tiempo Total 11 hrs   Autor: Pemberley Cup & Cakes by Rosa
Ingredientes (Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 400 g de fruta deshidratada variada1
  • 50 g de corteza de naranja confitada, troceada
  • 175 ml de brandy o Pedro Ximenez, según preferencia personal (+ licor extra si vamos a flambear y/o «emborrachar» nuestro pudding2)
  • 150 g de azúcar moreno mascabado (o dark brown sugar)
  • Ralladura fina de 1 limón
  • Ralladura fina de 1 naranja
  • 75 g de harina bizcochona o leudante (self-raising flour)
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ¼ cucharadita de jengibre molido
  • ⅛ cucharadita de nuez moscada molida
  • ⅛ cucharadita de pimienta de Jamaica (allspice)
  • ⅛ cucharadita de clavo molido
  • Una pizca de sal
  • 75 g de pan casero rallado
  • 150 g de mantequilla sin sal, fría y cortada en daditos muy pequeños3
  • 50 g de almendras crudas (o nueces), troceadas
  • 2 huevos (L)
  • 1 cucharada de melaza, golden syrup o miel
  • 75 ml de leche
  • 150 ml de cerveza negra

Elaboración

  1. La noche anterior colocamos la fruta (pasas, orejones, higos, dátiles, etc., que deshuesaremos si procede y trocearemos si las piezas son muy grandes) y la piel de naranja confitada junto con el licor en un cuenco amplio y dejamos macerando hasta el día siguiente (o hasta 1 semana).
  2. Cuando estemos listos para empezar con nuestro Christmas pudding, colocamos el azúcar y ralladuras de limón y naranja en un cuenco amplio y friccionamos bien con las yemas de los dedos para que se liberen los aceites de las frutas e impregnen el azúcar.
  3. Seguidamente, añadimos la harina, las especias, la sal y el pan rallado y mezclamos con las varillas hasta hasta que quede todo bien combinado.
  4. A continuación, incorporamos la mantequilla fría, cortada en daditos muy pequeños (incluso rallada) y las almendras (o nueces) troceadas y mezclamos suavemente con ayuda de una espátula de silicona o cuchara de madera hasta que queden bien repartidas entre los ingredientes secos.
  5. En un cuenco pequeño aparte batimos los huevos junto con la melaza (miel o golden syrup) hasta obtener una textura homogénea y la agregamos a la mezcla anterior de ingredientes secos así como la leche y la cerveza.
  6. Finalmente, incorporamos la fruta que teníamos macerando, licor incluido, y mezclamos hasta que quede perfectamente todo integrado; acabaremos con una mezcla densa y heterogénea. En este momento conviene probar por si necesitamos rectificar el punto de las especias o de licor que más nos guste.
  7. Engrasamos a conciencia el interior de un molde para pudding de unos 1,5 l (2½ pints aprox.), colocamos un trozo de papel vegetal de hornear en la base que encaje con su diámetro (para que nos resulte más fácil de desmoldar) y volvemos a engrasar. Si nuestro molde tuviera tapa, habríamos de engrasarla también.
  8. Vertemos entonces la mezcla de nuestro pudding en el molde, presionando bien para que se adapte perfectamente a su forma y no queden huecos (no debería sobrepasar los ¾ de la capacidad del molde). Con el fin de evitar que la condensación se acumule en el centro y éste acabe quedando reblandecido o incluso pastoso, le daremos forma abovedada en la superficie en lugar de alisarla como en otras ocasiones.
  9. Si nuestro molde no tuviera tapa (como es mi caso) se la confeccionaríamos para la ocasión. Empezamos recortando un trozo de papel vegetal de hornear y otro de aluminio que más o menos dupliquen el diámetro del molde. Colocamos el papel vegetal abajo y sobre éste el papel de aluminio y hacemos un pliegue en el centro con ambos papeles de unos 4 cm de ancho, de esta forma, cuando nuestro pudding crezca el pliegue se irá abriendo y tendrá espacio libre para expandirse. Colocamos entonces nuestra tapa ocasional sobre el molde y ceñimos bien alrededor del borde. Ahora lo rodeamos con un cordel, ajustándolo muy bien alrededor del molde en varias vueltas para evitar que entre agua, y doblamos los bordes sobrantes del papel hacia dentro para terminar de sellarlo. Es más que recomendable pasar un par de vueltas más de cordel por encima del molde algo más sueltas a modo de asa para poder trasladarlo dentro y fuera de la olla más cómodamente y sin quemarnos.
  10. ————————————————
    No se sabe por el momento en que otros hogares de la familia persiste la tradición, si alguien ve algo sospechoso sírvase mandar sin demora aviso a esta redacción.

    Editor jefe Capitán Cóndor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s