IN MEMORIAM


CREIA YO

No a todo alcanza Amor, pues que no puedo
romper el gajo con que Muerte toca.
Mas poco Muerte puede
si en corazón de Amor su miedo muere.
Mas poco Muerte puede, pues no puede
entrar su miedo en pecho donde Amor.
Que Muerte rige a Vida; Amor a Muerte.

Macedonio Fernández ( – 1952)

https://walintonia.files.wordpress.com/2016/03/chatillon_escudo_01-04-01.jpg?w=305&h=336
Lucrecia Perry Rauch (1891 Concepción – 1929 Parlamento)

 

Javier Castellón Plaza de los Reyes (1883 Concepción – 1960 Stgo.)

JCR 02

Los primeros recuerdos del Tata son del año 49 por ahi, yo tenia 4-5 años y él me regalaba chocolates de menta. En Ejército nos mostraba a mi y a Nano unos juguetes a cuerda que me encantaban, sobre todo un payaso que tocaba unos tímbalos.

Gabriela Rauch Godomar (   – 1968 Stgo.)

Javier Castellón Rauch
(1932 – 1982 Quito)

Al despedirnos hace diez años, no nos dijimos “adiós”. sino “hasta luego”. Él partía y ambos presentiamos que no nos volveriamos a ver.
El 31 de Julio último se quedó dormido plácidamente, sin molestar a nadie como era su costumbre, y aunque no le ví estoy segura que lo hizo con una sonrisa en los labios, como indicándonos a todos que iba feliz dejando esta vida pasajera hacia la vida eterna, en donde estaria junto a Dios y la Virgen.
Realmente creo que comenzó a morir al salir de nuestro querido “Parlamento” y su corazón entonces trizado no pudo soportar más el estar lejos de Chile. Aunque allá en Quito estaba con Ana Maria, sus hijos, además de Maruja, nuestra hermana, parte de su corazón quedó acá con el resto de nosotros / Luqui

Maruja Castellón Perry  y José Ignacio Donoso Velasco

Carmen Castellón Perry y Fernando Murillo Cerda

Ines Castellón Perry (1922-2008) y Alejandro Gumucio Harriet (1913 – 1996)

Luqui Castellón

Cuán inmensa es la pena
Que traigo enredado en lo más mío
Pues hoy la veré embarcar y alejarse
Hasta desaparecer en aquella densa neblina
Camino a la vida eterna

Hoy le digo adiós
a usted mamá; quien me enseñó
que la mejor manera de conocer a Dios
es amando muchas cosas

Hoy le digo adiós
a usted mamá, quien me enseñó
a ver la belleza más allá de un rostro
porque me mostró la luz del corazón

Hoy le digo adiós
a usted mamá; quien me inició
en el arte del amar
siendo usted mi primer amor

Hoy me despido de usted
con un adiós mamá; porque en verdad le digo
que el “adiós” NO EXISTE
puesto que si se pronuncia
entre dos seres que nunca se encontraron
es una palabra innecesaria

si se dice entre dos que fueron uno
es una palabra sin sentido

porque en el mundo real del espíritu
sólo hay encuentros y nunca despedidas
y porque el recuerdo del ser amado
crece en el alma con la distancia
como el eco, en las montañas del crepúsculo

Amor, Adiós …… Por siempre Juano

Arturo Garcia Castellon

Bernardo Donoso


Domingo 25 de Diciembre de 2005


María Inés Harriet de Bascuñán
Tanta naturalidad y a la par tanta sensatez en Inés, tanta bondad y tanta entereza, y esa paz en el alma en medio de esa vida real y esa espiritualidad.
Tanta personalidad en lo que hacía, llena de serenidad, cautivaba el alma entera, absorta en un minué de trascendencia y aliento divino.
Veía sus ojos abiertos y no existía peligro alguno, su corazón podía degustar sencillos e inocentes placeres, como las gotas del rocío de la mañana, con ese frescor que trae la simpleza.
Su fe, prístina y espontánea, regó los corazones de su familia, de sus amigos, de sus colaboradores en la iglesia, de sus amigas “las bíblicas” y de otros a quienes anónimamente ayudó. Señalar un rasgo de Inés sería:
“Cuando la confusión y la perturbación angustiaban a su semejante, ‘su sagesse’, ‘su meta síntesis’ reflexiva, su palabra y la fuerza de sus acciones trascendían hacia lo primordial, dejando a su prójimo preguntándose cosas más livianas, más esenciales”. Discernir con justeza, ése era su don.
Al cumplirse este martes 27 tres meses del fallecimiento de María Inés Harriet, la familia quiere agradecer con el corazón a todas las personas que nos acompañaron en el dolor, y estamos seguros que ella goza una eterna bienaventuranza.

Dios la tiene en su Santo Reino.
Tomás Pablo Bascuñán Harriet

5 comentarios en “IN MEMORIAM”

    1. La tía Luqui publicó ese artículo sobre el tío Javiero en el diario “El Mercurio” el 13 de agosto de 1982 y lo copié en mi libro sobre la Historia de la Familia Castellón, en la edición de 1994, páginas 176-177.

  1. Que maravilloso poema de amor, me gusta el boletín walintonia siempre me encuentro con algo que te limpia el alma y deja el corazón henchido de amor. un abrazo para todos Uds. soy la hija del Facha (Osvaldo Perry Vega) el ya se quedó dormido en manos de Dios a sus 105 años el 01.10.2013. Cariños Eugenia Perry Jungk

  2. Estimados parientes:
    Les informo que, a la edad de 99 años, ha dejado de existir la señora EUGENIA CASTELLÓN PEÑA, en Santiago (Las Condes), a las 23:00 horas del 14 octubre 2014. Era viuda de Osvaldo Buccicardi Ferrari y madre de Isabel Buccicardi Castellón de Romero. Que descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Actualidad y crónica de la familia Castellon en Chile, especialmente ramas Perry y Rauch

A %d blogueros les gusta esto: